lunes, 4 de mayo de 2015

Incombustible LWD

El Little White Dress o como viene a ser lo mismo, el vestidito blanco vuelve cada año puntual a su cita veraniega, siendo la versión luminosa del Little Black Dress, tan imprescindible en nuestros armarios (tanto uno como otro).
Inminentemente el verano se está posicionando ya en nuestros días, el calor va apretando y nos va apetenciendo quitarnos las medias, tomar un poco de sol para lucir un tono bronceadito (no mucho), darle un toque de luz al look y ponernos prendas que sean súper combinables.
¿Qué sería lo ideal para cumplir todas estas premisas y que además saquemos partido y hagamos una buena compra?
Yo apostaría por el incombustible LWD.
 

¿Y por qué apostar por este color para vestido? Por que son todo ventajas, es versátil, combinable con todo, da mucho juego y lo mejor es que no pasa de moda (siempre y cuando sea un corte clásico y atemporal).


"Este verano tengo una boda de estilo ibicenco en la playa y el protocolo nos pide ir tod@s de blanco, así que estaré encantada de lucir un LWD, es más, aprovecharé cualquiera de los varios que tengo como fondo de armario. Es un lujo ir con un vestido blanco a una boda, ya que en cualquier boda no está permitido".

Y para que veáis que siempre ha sido una prenda de culto y ha marcado tendencias en el mundo de la moda, os ofrezco estas imágenes antiguas de celebrities luciendo su LWD.


Conclusión
Nunca pasará de moda, sienta bien, nos da luz, es combinable y resalta el tono bronceado del verano, así que nunca está de más tenerlo como fondo de armario.
¿No es así?

1 comentario:

Rufi Rodríguez dijo...

Me gustan mucho los vestidos blancos y le va cualquier accesorio,preciosos vestidos del post