viernes, 27 de febrero de 2015

Básicos en la maleta


Estos días que se nos avecinan en breve, muchas aprovecharéis para dedicaros unos merecidos días fuera para la desconexión total de la rutina diaria. Soy de las que defienden absolutamente las vacaciones de semana santa, en especial, para una reactivación de la economía de servicios.
Pero vamos a lo que nos interesa. 
El tema que me inspira hoy, es ver de una forma práctica y sencilla, qué es lo más apropiado para meter en una maleta en días de entretiempo, que por supuesto, nos queda muy poquito.
Son muchos líos y quebraderos de cabeza que nos supone qué vamos a meter en la maleta y nos quepa todo.
Yo, soy de la ley del "menos es más", y como me va bastante bien en este caso, pues ¿por qué no trasmitirlo?
Uno de los factores a tener en cuenta, es el tiempo que hará en el destino escogido, y ya trabajamos a partir de esa información.
Y como he escrito antes, mi lema es el menos es más y por supuesto tiro de básicos, nada de prendas complicadas y pesadas. Los básicos son la mejor opción para llevarnos de viaje, con diferencia. Creedme, yo lo hago y me va muy bien.
Pero, ¿qué básicos son los más convenientes? 
He aquí mi lista de imprescindibles:
  • Jeans y/o leggings. Los que llevemos puestos, y un par de ellos en la maleta. Son la opción más acertada para patearse la ciudad o pueblo que se visite, y ahora que llegan las temperaturas suaves, pues, qué os voy a decir... Además, cada vez el tejido jean es más ligero y menos pesado.
  • Camisetas variadas y algún que otro top más sofisticado para salir por la noche.
  • Unos pantalones de vestir y/o falda recta.
  • Un abrigo ligerito o trench. A veces, la primavera nos puede jugar malas pasadas, así que no está de más.
  • Un par de jerseys.
  • Una chaqueta tipo americana.
  • Un LBD o vestidito negro.
  • Botines o zapatos planos.
  • Botines o zapatos algo más altos o para salir.
  • Algún collar bonito.
  • Una cartera de mano.
Así a simple vista puede parecer mucho, pero en realidad, son prendas que ocupan poco en la maleta, son fáciles de doblar y guardar de forma ordenada, y además, tienen la ventaja de que son muy aprovechables.
Hay que tener en cuenta, que las prendas que menos se arrugan como los vaqueros o los jerseys, son los que se deben colocar en el fondo, y en la parte superior, se pondrán las que más facilidad tengan de arrugarse. A los alrededores, los complementos, la cartera de mano, los maquillajes en un neceser que puede ir perfectamente en nuestro bolso, a ser posible tipo shopping. Y la ropa interior, también alrededor.
Una cosa importante a recordar, es que debemos aligerar peso si pensamos adquirir alguna prenda en el lugar de destino (siempre terminamos sucumbiendo al poder de las compras). De esta manera tendremos que pagar tasas abusivas si el viajes es en avión.
¡Así que a disfrutar si os váis unos días fuera!


martes, 24 de febrero de 2015

Fashion Loves Animals

El título de este post es a su vez el título de la colección que Vaute Couture presentó en la NYFW13 con una gran ovación. 
 
 
¿Qué característica principal tenía tal colección? Pues que los materiales y los tejidos eran completamente veganos, es decir, era respetuosos y compasivos con los animales.
Cada vez son más las marcas, firmas y empresas textiles, las que se unen a la causa de la moda ética, libre de sufrimiento y dolor, menos dañina con el medio y más acorde con la naturaleza.
Diseñador@s como Stella McCartney, el alemán Guido Maria Kretschmer, la anterior nombrada Vaute Couture, el gallego Adolfo Domínguez, la firma malagueña Pepa Loves, empresas zapateras de lujo como Olsenhaus o Beyond Skin (sita en Alicante), son ejemplos de moda ética y compasiva al 100%, no utilizando cueros, pieles, angoras, lanas o sedas, y todo ello, sin perder ni un ápice de calidad, belleza y lujo.
 
 
Como escribí en mi anterior post, algo está cambiando. Nuestras conciencias se están removiendo al conocer el enorme sufrimiento que estos animales están sometidos para satisfacer nuestros deseos y caprichos.
Nuestras mentes se están abriendo, sabiendo que existen materiales alternativos de altísima calidad y con un menor impacto en la naturaleza.
Una sensibilidad nueva está aflorando e imponiéndose.
 
 
Todo ello gracias a las campañas que están llevando a cabo Igualdad Animal, mostrando la problemática del maltrato y matanza en horribles mataderos de perros (para piel, sí) en China, los conejos de Angora o la recogida de firmas con el hastag #StopModaCruel que ha tenido un enorme éxito y repercusión en medios, presionando así a las grandes compañías de la moda para que retiren estos productos en sus tiendas. 
Inditex ha sido una de las que ha dejado de trabajar con angoras.
Actores y actrices, cantantes, modelos y personajes mediáticos también son clave para concienciar que otras alternativas son posibles, siendo imágenes de firmas comprometidas.
Grandes cambios se están sucediendo poco a poco, pero aún queda un largo camino que recorrer.
Con este post quiero dejar claro que no esté sensibilizada con la explotación humana en el mundo de la moda, ese es otro tema que tengo reservado para otro post que será pronto.


domingo, 22 de febrero de 2015

Revolución en las Pasarelas.

¿Se está democratizando la moda? ¿Los cánones de belleza están cambiando (por suerte)?
¿Preferimos a personas distintas que representen con su imagen a ciertas firmas? Todas estas preguntas son las que nos hacemos la mayoría de personas que nos hemos dado cuenta que algo está cambiando en ese universo tan exclusivo y elitista que ha estado siendo la moda, y que poco a poco, un nuevo paradigma está jugando un papel que nos está sorprendiendo.
Hace poco, en la pasarela 080 de Barcelona, vimos a una chica divina de color, pero con una gran despigmentación en buena parte de su piel (vitíligo). Ella es Winnie Harlow, que desfiló para la firma Desigual.
 
 
Un modelo albino afro americano frecuente en la NYFW que también está pegando fuerte, él es Shaun Ross.
 
 Andreja Pejic, que desfila tanto para hombre como para mujer por su ambigüedad sexual, de la cual se ha estado hablando mucho y han corrido ríos de tinta por esta cuestión.
 
 
 O la última en desfilar en Nueva York para la diseñadora Carrie Hammer, la actriz con síndrome de down, Jamie Brewer.
 
 
Yo sí que creo que la moda se está democratizando, somos una sociedad plural en la que hay muchos tipos de físicos, todos nos vestimos ya seamos gordos o flacos, feos o guapos, bajos o altos; y los encorsetamientos de la moda en los que el canon de belleza ideal es la talla 36 y 1'80, se están quedando atrás, dando lugar a personas que quizá encajen más con el tipo de sociedad que estamos viviendo; ya sean albinos, tengamos vitíligo, sean hombre-mujer a la vez o tengan sídrome de Down. Todos tenemos derecho a vestir bien y a estar guap@s.
¿No es así?